Por Joaquín Cámara

 

Una de las preguntas que más nos plantean últimamente es si los animales tienen alma y, si es así, a dónde van cuando mueren. En el artículo que os presentamos a continuación tratamos de aclarar estas dudas del modo más sencillo posible.

La información que actualmente tenemos sobre el mundo espiritual y su funcionamiento proviene de la investigación rigurosa que psiquiatras, psicólogos y científicos de distintos ámbitos llevan realizando desde hace décadas. Estas investigaciones se basan principalmente en realizar a los pacientes regresiones a través de hipnosis a vidas pasadas y al mundo espiritual, de manera que se puede obtener información precisa sobre lo que están experimentando y contrastarla, posteriormente, con otros pacientes de todo el mundo, analizando las similitudes y las diferencias, consiguiendo así elaborar un marco teórico que nos muestre de la manera más precisa posible cómo es la vida tras la muerte física.

Evidentemente, a los animales no se les puede someter a una hipnosis regresiva para conocer de primera mano sus experiencias tras la muerte, pero son muchos los pacientes que durante su propia regresión han hablado de la vida de los animales en el mundo espiritual, lo cual nos ha ayudado a resolver algunas dudas esenciales de la supervivencia de los animales tras la muerte. Sobre ello vamos a hablarte a continuación.

¿Tienen alma los animales?

 

Sí. Todos los seres vivos que hay en la naturaleza poseen un alma, una chispa divina que hace posible que tengan vida. Sin embargo, no todas las almas son iguales; a medida que el ser vivo tiene mayor inteligencia y emociones, más evolucionada está su alma. Esto nos llevaría a entender que el ser humano tiene el alma más evolucionada de la naturaleza física, un alma de cualidad distinta a la del resto de seres vivos. Según vamos bajando en la escala animal y vegetal, la característica del alma de cada especie va diferenciándose una de otra.

Esto es muy fácil de entender para quienes tienen animales de compañía tales como perros y gatos. Cuando pasamos tiempo con ellos, nos damos cuenta con facilidad de su nivel de inteligencia, de la capacidad que tienen para experimentar sentimientos e incluso de empatizar con sus cuidadores humanos. Como almas animales, observamos que cuentan con una mayor evolución que otros animales tales como, por ejemplo, pájaros o animales de granja, los cuales poseen también un alma, pero en un nivel menos evolucionado que la de los perros, gatos o primates.

Por tanto, a modo de resumen, podemos tener claro que todos los seres vivos poseen un alma, pero esta alma difiere entre especies, cada una con su propia línea evolutiva.

¿Los seres humanos podemos reencarnarnos en animales?

 

No. El plan de cada alma es siempre la evolución, en ningún caso es posible un retroceso evolutivo. Las almas de los seres humanos tienen su propia línea evolutiva, y esto hace que en cada reencarnación volvamos como personas.

Hay religiones como la budista en la que se afirma que si un ser humano tiene una muy mala conducta durante su vida física, a modo de castigo kármico reencarnará en un animal; esto se utiliza en esta religión como modo de coacción a sus fieles, un engaño para que a través del miedo lleven una vida moralmente buena; sin embargo, no es más que un dogma religioso sin ninguna validez real. Todas las religiones utilizan estrategias de miedo para que sus fieles sigan las normas que les imponen; en el catolicismo, por ejemplo, se habla del infierno como método de castigo, pese a que las evidencias demuestras que tal cosa como el infierno no existe.

Las almas de los seres humanos son individuales y únicas, ¿las de los animales también?

 

No. Los animales tienen almas grupales. Vamos a ver esto detenidamente con un ejemplo referido, por ejemplo, a los perros (sirve igual para el resto de animales). En el mundo espiritual hay un alma enorme correspondiente a la línea evolutiva de los perros. Esta enorme alma es una sola. Para que esa alma “perro” pueda aprender y evolucionar, se reencarna en el plano físico. Para ello, coge una porción de esa alma grande y colectiva y se introduce en un embrión de perro, de manera que al nacer, ese perro físico tiene una porción del alma grupal de su especie. Gracias a esto, todo lo que el perro aprende lo recibe esta gran alma, afectando al conjunto de todos los demás perros.

Cuando tú ves a tu perro, puedes percibir que tiene un alma y una personalidad diferente a la de los demás perros, y es cierto, mientras está en este plano físico tu perro es “individual” y único en todos los aspectos. Cuando el perro muere, su alma (todavía “individual”) pasa al plano astral, y se mantiene allí durante algún tiempo. Esto explica que los pacientes en estado de hipnosis regresiva hablen de haber visto a su perro en el plano astral; también explica cómo hay cuidadores que, tras fallecer su mascota, la hayan seguido sintiendo cerca de ellos.

Pasado un tiempo en el plano astral, el perro se marcha ya al mundo espiritual, y es allí donde su alma “individual” se une al alma grupal de la que había salido, aportando su experiencia.

¿Nos reencontramos con nuestras mascotas tras la muerte?

 

En ocasiones sí. Hay pacientes que han relatado durante la hipnosis el haberse encontrado en el plano astral con sus mascotas. Incluso hay personas que al hacer un “viaje astral consciente” han podido ver a su animal en ese plano astral y su mascota los ha reconocido. Pese a que el alma de los animales no es individual, puedes tener claro que todo lo que le has dado, todo lo que ha aprendido contigo, no se pierde nunca, no se olvida; al contrario, se une al resto de experiencias de su especie para ayudar en su evolución. 

Cuando un animal muere y se marcha al plano astral, ¿quién lo recibe y lo cuida allí?

 

Hay espíritus encargados de recibir a los animales tras su muerte física. Ellos se encargan de cuidarlo durante el tiempo necesario en el plano astral y, posteriormente, los acompañan hasta el mundo espiritual.

Esperamos que a través de este artículo hayamos podido responder a las principales dudas que los miembros de la Comunidad de Círculo y de Triom nos han ido realizando a lo largo del tiempo respecto al alma de los animales. Recuerda que puedes compartir tus experiencias y conocimientos sobre este tema en el muro de la Comunidad. 

Artículos anteriores

La obsesión espiritual

Por Joaquín Cámara   El tema de la obsesión o la posesión espiritual es un asunto complejo de tratar. Por un lado, las perspectivas psicológicas convencionales lo siguen manteniendo relegado ante la incapacidad de investigarlo desde el método científico o por el...

leer más

¿Por qué sufrimos?

Por Joaquín Cámara ¿Por qué sufrimos? Esta es una pregunta básica y habitual que todos nos hemos planteado en algún momento de nuestra vida. En muchas ocasiones, conseguimos llegar a la causa superficial de nuestro sufrimiento, de tal manera que podemos detectar que...

leer más

El duelo tras la pérdida de un ser querido

Por Joaquín Cámara   El duelo por muerte es el proceso psicológico que se inicia tras la pérdida de un ser querido. Justo en el momento en el que muere, nuestro mundo se para, la atención deja de estar en el exterior y mira hacia dentro, y todo se oscurece, todo se...

leer más

¿Dónde van las personas que se suicidan?

Por Joaquín Cámara   Uno de los temas que más dudas suscitan en torno a la postvida es el del suicidio: ¿dónde van las personas que se suicidan? ¿Atraviesan los mismos lugares espirituales que aquellos que mueren de manera natural? En este artículo hablaremos en...

leer más

¿Qué es la Terapia Psicoespiritual?

Por Joaquín Cámara   En la actualidad, no existe unanimidad a la hora de definir qué es la terapia psicoespiritual ni qué herramientas terapéuticas incluye; por tanto, dependiendo del profesional al que se acuda, este la define y la aplica de un modo concreto. En...

leer más

Cine, psicología y espiritualidad

Por Joaquín Cámara   El cine es un medio fantástico no sólo para el entretenimiento, sino para la reflexión, el entendimiento y el aprendizaje de numerosos temas de interés que en ocasiones son difíciles de  explicar de un modo sólo teórico. En muchas ocasiones,...

leer más

Sueños y comunicación con los muertos

Por Joaquín Cámara   Uno de los temas por los que más preguntas recibimos es el de los sueños. Sabemos que a través de los sueños nuestros seres queridos desencarnados pueden ponerse en contacto con nosotros; de hecho, es uno de los medios que ellos más utilizan...

leer más

Vida entre Vidas y Michael Newton

Por Joaquín Cámara   Con Elisabeth Kübler-Ross aprendimos las fases que una persona atraviesa durante su muerte física. Gracias a Brian Weiss, descubrimos el proceso de reencarnación y cómo nos influyen nuestras vidas anteriores en la actual. Quedaba entonces un...

leer más

Experiencias cercanas a la muerte y Raymond Moody

Por Joaquín Cámara   Con frecuencia, las personas que han estado clínicamente muertas y a las que la medicina ha conseguido reanimar experimentan lo que se conoce como "Experiencias cercanas a la muerte" (ECM) o "Near death experiences" (NDE). Aunque los médicos...

leer más

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar